martes, marzo 30, 2010

Desde el Desierto que [no] debemos [en modo alguno] explorar


Francis Bacon


Miramos en un abismo peligroso y amenazador que no debemos
-en modo alguno- intentar explorar
Alfred Kubin

*

TINNITUS

Ocultarse en la barca que cruza
lenta
exasperantemente
lenta
el desierto

nuestro iris se refleja en el agua
del oasis
apestando la madera
cercado

por la imagen ciega
( . . .
fata morgana)

Ocultarse en la barca que cruza
envuelta por las
crías de coyote;
jadeando en nuestros oídos

el nombre
de
este desierto

nos aíslan en la duna
que
escondes en el vientre

gigante
incendiaria
final

como la espina a la que rezas
para que antes
cuanto antes
la ciudad nos alcance

final
incendiaria
gigante

-al fin-

*

5 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

La atmósfera es brutal.

luna dijo...

Fata Morgana
FatalDesierto
Cuándo

raúl quinto dijo...

en el poema el desierto es negro, como si cada grano de arena fuera la noche cerrada. me gusta.

también me ha gustado tu comentario magrittiano, al cual ya he respondido con profundidad.

un saludo.

Lara dijo...

imposible escapar e imposible que se nos escape

rubén m. dijo...

Ese tríptico de Bacon fue para mí una de las experiencias pictóricas más brutales de mi vida. Precisamente barajaba ilustrar un texto de Jean Clair con esa imagen en mi blog; lo haré en un futuro.

El poema también explota e implota, como el cráneo de esa figura humana comprimida, hacia la noche y la ceguera.