lunes, septiembre 22, 2008

La arena roja en la bahia grisacea


“Huyo rapidamente hacia la maldad ... hacia la ciudad milagrosa
donde mi corazon late”
Pierre Reverdy

----------------------------------

Silencio metafísico

(Prefacio)

Un dedo enreda la llaga atada a la palma
en círculos concéntricos.
El silencio es la peor cuchilla de todas,
pues se inserta lentamente en la piel.
Imposible percibirla.

(Canon)

Tremendos rastros petroleros se afincan
entre los dedos tibios del bañista.
Conoce hasta que punto sus colmillos
guardan queroseno en sus filos de marfil.
Lo sabe. "Ah", corta al viento, que cae
hecho pedazos entre una bandada de
gaviotas armadas.

Una colmena de espaldas se calla,
abajo, el panel de cristales
solares los duerme silenciosamente.

La raza es la de la piel.
La conveniencia del cielo, se aclarará.
Llega el momento en el que lo canibalesco
rueda junto a lo activo.

--------------------------

Fotograma de Desserto Rosso, de Antonioni.

2 comentarios:

luna dijo...

Huir...

tournesols dijo...

arghsdgbfsd cómo me encanta esa maldita película.
¿ha visto usted 'la noche' y 'el eclipse'?