martes, octubre 28, 2008

Pensamiento de un animafilico en el infierno


Tarde del Rey Podredumbre

El dios podredumbre no es una vida.
Es un momento del dia, que aparece cuando
los gusanos cruzan la frontera de
la piel, y se encuentran frente a la luna.

La luna, si es la luna.
No nos importa. El putrefacto dios
roba semillas de hormigon, que planta entre
las sonrisas perdidas de sus victimas.

Por supuesto, Resucitan. Con el tallo henchido
en el paladar, reconocen a su ejecutor.
Hermoso, y asesino. Tres muertos vuelven a morir,
pues el dios, los clava y siembra de nuevo en la
acera.

La rapidez es esencial. El poseedor de un clavel,
le arrebata la lengua.
Y entre gruñidos de sangre: "¿Como has podido hacerme
esto?"

Los fluidos que emana tu reino celestial, en los atardeceres
de cada viernes, son santamente apetecibles.
Yo no me he hecho nada. Me he acabado por hoy. Siendo el santo
menos conocido de esta ciudad,

soy justo conmigo.

---------------------

Cuadro de Lucian Freud.

11 comentarios:

luna dijo...

De nuevo Cioran:

"El universo transformado en tarde de domingo... es la definicion del hastio y el fin del universo".

De nuevo Cioran lejos de los zaguanes oscuros.

De nuevo Cioran, tirado al suelo, grasiento.

Todo el peso sobre nuestros huesos.

Anónimo dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=KYDUUFwtyMM

luna dijo...

esa arena deberia dibujar corazones.

filologia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=b8X-i8s9cLU&NR=1

luna dijo...

cuantos alfileres he de clavarme para sangrar?

tournesols dijo...

Castraremos al mundo, si no hay otro remedio.

ana dijo...

me alegra que recuerdes a Hass, es un poeta tremendo.
gracias, señorito.

tournesols dijo...

(Pero es que usted es mi hijo)

luna dijo...

Me gustaria ser esa gorda y estar muerta por gorda.

Julio Castelló dijo...

Entro de puntillas, como el que asiste de un modo imprevisto a un acto de amor o de escarnio.
(Fascinantes los vídeos.)